Carrito 0

Los 8 errores que no debes cometer al hacer un regalo

Los 8 errores que no debes de cometer al hacer un regalo

En uno de los anteriores posts comentamos cómo conseguir el regalo perfecto, en el que incluíamos varias claves para conseguirlo y nombrábamos también las cosas que no hay que hacer. Hoy te indicamos expresamente la manera en la que no has de actuar si no quieres meter la pata en futuras ocasiones. Si alguna vez has hecho alguna de las siguientes cosas, ahora ya sabes que “jamás de los jamases” volverás a hacerlo. ¡Sigue leyendo y no te quedará ninguna duda sobre cómo actuar a la hora de preparar un regalo!

 

  1. Salir a echar un vistazo

Cuando salimos a comprar una cosa, si se trata de preparar un regalo para alguien que nos importa, no nos vale con decir “a ver qué encontramos”, y salir a dar una vuelta en la que nos quedemos con lo primero que nos llame la atención.

no se puede salir a echar un vistazo

Si no tenemos claro exactamente un solo regalo, al menos necesitamos un poco de premeditación y conocer los gustos y necesidades del receptor. Tampoco podemos pasar por alto una serie de variables que comentaremos a continuación, muy muy importantes:

  1.     No tener en cuenta el presupuesto

Aunque la cantidad de dinero no es siempre un factor determinante para que el producto guste o no, el presupuesto que tenemos pensado para comprar un regalo suele ser proporcional a la cercanía en la relación con quien lo va a recibir.

Para obtener un buen resultado, deberemos tener en cuenta primero qué cosas van a componer nuestro regalo –si es una o son varios, si necesitamos materiales adicionales para personalizarlo…– y como repartir el dinero entre ellas. De este modo, evitaremos que la persona se lleve la sensación de haber recibido algo “pobre” o un poco cutre en comparación a lo que esperaba.

En el siguiente punto veremos qué puede pasar en el caso contrario, si perdemos de vista nuestro objetivo inicial y nos dejamos demasiado dinero en el presente:

  1.     Tomarlo como una competición

Si acostumbramos a intercambiar regalos con el que ahora va a ser nuestro destinatario, es fácil que sin querer estos vayan evolucionando y pongamos cada vez más dinero; pero cuidado, esto puede ser peligroso si se vuelve en algo competitivo.

Hacemos regalos y preparamos sorpresas para que la otra persona se sienta feliz. Sin embargo, por miedo a quedarnos cortos, vamos invirtiendo más y más dinero para mejorar los regalos que le hemos hecho en el pasado. Por otra parte, como él o ella también nos regalará a nosotros en otras ocasiones, tendrá presente lo último que ha recibido e intentará igualarlo o mejorarlo, convirtiendo así el hecho de regalarnos entre nosotros en una competición.

Hay muchas formas de hacer un regalo original y que transmita nuestros sentimientos, y no siempre esto implica que gastemos más dinero. Dependiendo de nuestra capacidad económica y la relación con el receptor, decidiremos cuál es la mejor opción, buscando un equilibrio y teniendo en mente el presupuesto.

  1.         No ser creativos

La originalidad y la creatividad son dos capacidades que ganan, diríamos, el 70% de puntos para que un regalo guste -¡o encante!-. Aunque está bien comprar lo que una persona pide, siempre esperamos que haya algo “extra” o sorpresa en los regalos que nos dan. Si no, parece que nos quedemos con la sensación de “falta algo”, la cual nos da tanto miedo mientras preparamos el regalo…

Por tanto, si jugamos con el factor sorpresa y dedicamos nuestras habilidades a pensar y elaborar un regalo divertido y estupendo, ¡conseguiremos dejar a todos con la boca abierta!

  1.         Apurar al último minuto

¿Has oído ese refrán que dice algo así como “vísteme despacio, que tengo prisa”? Pues bien, algo similar nos pasa cuando estamos preparando un regalo para alguien especial. Basta que hayamos visto el abrigo máaaaas bonito del mundo, para que esperemos al día de antes para ir a la tienda y solo quede un ejemplar de otra talla o manchado. ¿Y ahora qué hacemos?

apurar al último minuto

Está claro que muchas veces tenemos un golpe de suerte y encontramos en el último minuto algo que nos viene que ni pintado, pero es mucho mejor si preparamos las cosas con antelación y tenemos bajo la manga un plan B por si las cosas no salen como queríamos…

Como la persona a la que le vamos a entregar el regalo vale la pena, qué menos que dedicarle tiempo y ganas y hacerle una sorpresa bien bien bonita.

  1.         No mantener la intriga

Es una lástima que nosotros mismos, por ser impacientes, estropeemos la sorpresa que andamos preparando tanto tiempo. Debemos mantenernos en silencio para que esta persona no sospeche ni piense nada sobre nuestro regalo.

Por una parte, podría crearse unas expectativas que luego no se correspondan con la realidad, y que nuestra buena intención se convierta en una decepción para él o ella.

Por otra, podremos jugar con el factor sorpresa para entregarlo en un momento u otro, poder hacer algún cambio de última hora si lo necesitamos, etc.

  1.         Crear confusión con el regalo

Qué regalamos puede convertirse en un pequeño problema que no tengamos en cuenta a la hora de prepararlo. Muchas veces tendemos a comprar geles, colonias… hecho que puede crear un poco de confusión en el receptor, sobre todo si pudiese tener algún complejo sobre problemas de tipo higiénico.

Debemos evitar regalar productos que puedan tener un significado ambiguo –aunque no sea así–, para que la persona no sienta preocupación. Si nuestro amigo resulta ser un apasionado de las colonias y le encanta ir siempre de punto en blanco, ¡entonces sería el regalo perfecto! Siempre debemos jugar con los gustos y hábitos de a quien vamos a regalar, y cuanto más lo o la conozcamos, más fácil nos resultará evitar problemillas de esta índole.  

  1.         Poner barreras para la devolución o el cambio

Cuando regalamos, debemos tener en cuenta las dos posibilidades: puede que a nuestro destinatario le encante lo que recibe o que, por el contrario, no sea de su agrado, ya lo tenga, no le sirva la talla…

no poner trabas en la devolución

Muchas veces ocultamos el ticket porque no queremos que el receptor sepa qué cantidad de dinero nos hemos gastado, o le decimos que si no le gusta nosotros lo cambiaremos; sin embargo, con este comportamiento conseguimos que la persona en muchas ocasiones no se atreva a devolver o cambiar el producto, solo por la vergüenza que le pueda causar el hecho de tener que revelarnos sus intenciones. Por tanto, el regalo ni le sirve a ella ni a nosotros…

Con un ticket regalo o una actitud abierta y que transmita confianza, conseguiremos que la persona a la que le hemos dado el presente sea sincera y así realmente sabremos si hemos acertado o a la próxima tendremos que cambiar de estrategia.

Esperamos que todos estos consejos os hayan sido útiles… ¡estamos seguros de que sois más que capaces de crear el regalo perfecto! Podéis compartir vuestras experiencias y trucos con nosotros, ¡siempre estaremos agradecidos!


¡Sorprende con un regalo personalizado a tu gusto! Lo podemos diseñar por ti

 

Tazas Personalizadas

Visita nuestra categoría de: 

Tazas Personalizadas
En ella encontrarás todo tipo de opciones, desde que personalices tu propia taza, diseños estándar, hasta que te la diseñemos nosotros mismos. Por supuesto, varios modelos de tazas, blancas, de color, mágicas...

Pulseras Personalizadas

Visita nuestra categoría de: 

Pulseras Personalizadas
En ella encontrarás todo tipo de opciones, desde que personalices tu propia pulsera o diseños estándar. Las posibilidades son infinitas.

Regalos personalizados para bodas

Visita nuestra categoría de: 

Regalos personalizados para bodas
Distintos detalles para una fecha tan especial y señalada. Tanto para regalar el día del enlace como para regalarle a los futuros novios que se casen. También de aniversarios de bodas.

Regalos con frases

Visita nuestra categoría de: 

Regalos personalizados con frases
En ella encontrarás todo tipo de productos con los que alegrarte el día, el café o para alegrárselo a quien quieras regalarle uno de estos productos.

Regalos para bebés

Visita nuestra categoría de: 

Regalos personalizados para bebés
Porque los más pequeños de la casa también tienen que sentirse especiales. Encuentra todos los productos para los bebés con mensajes súper divertidos.


Publicación más antigua